Reflexiones

FE

A veces, lo único que necesitas es no dejarte para después.
Pararte a llorar.
Pero, ¿llorar el qué?- nos preguntamos cuando no ha sucedido nada.
Llorar, quizás, las lágrimas del Mundo. Un Mundo que por mucho que intentemos aislarnos de él, también nos conForma.
Porque TODOS estamos conectados.
Desde el que se siente más feliz y más pleno hasta el que menos.

Así que no te preguntes por qué lloras.
Sólo deja que las lágrimas que están mojando tu Corazón y tus ojos, salgan a la Luz.
Sólo siente.
Sólo expresa.
Sólo sé el canal de “Dios”.
Y que Sea lo que tenga que Ser.

Hay algo a lo que siempre te puedes agarrar cuando no encuentras nada a lo que agarrarte: la FE.

¿La Fe en qué o en quién?
La FE no es en nada ni en nadie, sino no sería Fe.

Sólo CONFIANZA CIEGA. Sólo ten FE.