Poesía

LA SOLUCIÓN

AMAR lo que eres.
AMAR lo que no te gusta.
AMAR tu FORMA de expresión.
AMAR cada lágrima. Cada grito. Cada rabia. Cada tristeza.
AMAR cada kilo. Cada arruga. Cada poro de tu piel.
AMAR lo que te he han dicho y te has creído que no es AMAble en ti.
AMAR tus luchas internas. Tus “tendrías que”. Tus deberías.
AMAR las máscaras bajo las que te escondes.
AMAR tus inseguridades.
AMAR tus miedos.
AMAR lo que dices de más. Y lo que dices de menos.
AMAR tu “peor versión”.
Para así sentirte “la mejor”.
Para así sentirte UNA.
Para así sentirte COMPLETA.
Para así sentirte AMOR.

AMAR(te) es la solución a tus (no)problemas.

Poesía

ÉSTE ES EL MOMENTO

Nos enseñan que lo importante es alcanzar el objetivo. Con mucha disciplina, sufrimiento y esfuerzo. Ya sea la iluminación, un chalet con piscina o tu mejor versión.

Nadie nos habla de disfrutar del momento. De que hacer lo que te gusta ya es el éxito.
Da igual si AL FINAL ganas o pierdes. Si lo consigues o no lo consigues. El Camino es el destino. El Camino es tu misión.

Pero muchos se ciegan y, en lugar de disfrutarlo, lo sufren o lo abandonan porque están poniendo únicamente su atención en la meta. En las medallas que se quieren colgar. En los trofeos que quieren que otros vean.

ÉSTE ES EL MOMENTO. Para reír, para bailar, para cantar, para jugar, para compartir, para dibujar, para escribir, para Sentir, para Vivir, para Amar. Para que te moje la lluvia. Para que te bañes en el Mar de la Unidad.

ÉSTE ES EL MOMENTO y no el de más allá. Y no el que te has imaginado en tu mente. En unos sueños que quizás jamás harás realidad. Porque, a veces, se consiguen y otras no. Y, aunque logres tu sueño, ¿sabes cuánto te dura la felicidad-satisfacción? Unos segundos. Y poco más.

ÉSTE ES EL MOMENTO para que mires a tu alrededor y sueltes lo que te impide gozarlo. Ya sea pareja, amistad, lugar de residencia o trabajo.

ÉSTE ES EL MOMENTO para que si no puedes cambiar algo, lo aceptes. Y dejes de resistirte a la experiencia, a las lágrimas, a las tormentas y al dolor.
Tu actitud, tus interpretaciones, tus juicios, el CÓMO afrontas la vida está únicamente en tu mano. No en nada exterior.

ÉSTE ES EL ÚNICO MOMENTO en el que puedes respirar y respiras.

ÉSTE ES EL ÚNICO MOMENTO en el que habita la Paz, el Amor y el Hogar.
En ningún otro sitio puedes encontrarlos. Pues no hay otros lugares que existan mas que el que YA estás pisando.

¿Los demás? Pura y dura fantasía mental.

Poesía

NO ME INTERESA

No me interesan las opiniones.
Ni siquiera las mías.
No me interesa lo bonito ni lo feo.
Lo correcto ni lo incorrecto.
Lo mejor ni lo peor.
Ni el acierto ni el error.

No me interesan los garabatos que pintamos
en nuestra hoja en blanco.
Ni los rostros maquillados.
Ni los labios camuflados.
Ni las pieles que congelan los latidos.
Ni las miradas que huelen a hormigón.

No me interesa que me cantes,
si lo que me cantas son las 40.
Ni que me abraces,
si con tu abrazo me encarcelas.
Ni que me beses,
si con tus beso me envenenas.
Ni me que me ames,
si tu amor es posesión.

No me interesa ser llenada,
pues el lleno ya lo SOY.
Ni completada,
pues no me falta de nada.
Ni iluminada,
pues ya ES en mí la perfección.

No me interesan las misiones, los propósitos ni los planes.
Me sobra y me basta con el HOY.
Ni los arreglos a aquello que no puede ser mancillado.
Ni los estados que no caben en mi AHORA.
Ni los éxitos tan vacíos de “lo que soy”.

No me interesa tu valentía,
si con ella te cargas tu vulnerabilidad.
Y, también,
la mía.

No me interesan ni tus logros ni tus medallas,
ni tu extensa cuenta corriente
ni el aceitado marcado de tus músculos
ni tus nº 1 en ventas
ni el sinfín de tus seguidores
ni nada de lo que alardeas.

Me interesa lo que eres en Realidad.
Con tus ventanas abiertas
y tus cuartos oscuros.
Con las sonrisas que evocas
y las lágrimas que derramas.
Con tus trapos limpios
y tus trapos sucios.

No me interesan tus mentiras.
Ni tampoco las mías.
Me interesa TU VERDAD.

¿Sabes para qué?
Para que yo pueda VER… la mía.

Poesía

QUITARNOS DE ENMEDIO

Echarnos a un lado.
Para permitir que la vida fluya
sin necesidad de esfuerzo.
Abriendo cada poro de nuestra piel
para que su agua se cuele
hasta el último rincón
de nuestros latidos sedientos.

Quitarnos de enmedio.
Y sentir todo el amor
que flota en nuestro interior.
Y abrazar nuestras tristezas,
nuestras inseguridades
y nuestros miedos.
Acariciando con ternura nuestros pensamientos.
Y las lágrimas que se derraman de ellos.

Quitarnos de enmedio.
Como si no hubiera un mañana.
Como si el ayer no colgara del tiempo.
Como si HOY fuese el único nacimiento
de nuestra desnudez.
Sin máscaras ni disfraces.
Sin trampas ni cartón.
Sin etiquetas ni condición.
Sin un “tú”.
Sin un “yo”.

Así de inocentes.
Así de puros.
Así de UNOs.

Volándonos de un plumazo
las historias que nos contamos
y que nos mantienen aprisionados
entre los muros del Control.

Quitarnos de enmedio.
Y Vivirnos la vida.
Y Bebernos la vida.
Y Sentir lo que siento.
Y SER lo que SOY.

Poesía

LIBÉRATE DE TUS CADENAS

No tienes ningún propósito que realizar.
Ninguna misión que cumplir.
Ningún estado que alcanzar.
Ningún lugar al que llegar.
Ningún éxito que lograr.
Ni siquiera la tan mal entendida
Paz y Felicidad.

Deja que la Vida te viva.
Que las emociones te sientan.
Que los pensamientos bailen en tu mente.

“LO QUE ES” ya está siendo.
En ti, en mí, en el Universo Entero.
Por lo tanto,
nada puedes hacer para impedirlo.
Por mucho que te creas,
que te hayan hecho creer,
que te hagan creer…
que puedes cambiar
lo que ni siquiera la Vida
puede predeterminar.

Porque la Vida
es espontánea.
Es incontrolable.
Es virgen.
Es auténtica y pura.
Ya que es parida
en cada momento.
En cada Instante.
En cada AQUÍ y AHORA.

Libérate de tus cadenas.
De las obligaciones,
de los “tengo que”,
y de los “debería”
vivir de tal o cual manera.

Porque todos son falsos.
Porque no tienes que ser
como alguien se ha inventado que seas.
Porque no tienes que seguir
ningún camino concreto
ya que el camino se está creando
momento a momento.

Lo que llaman Destino
ya lo Eres
porque se encuentra
en el Presente.
Donde YA estás.
Donde YA eres.

Libérate de tus cadenas.
Y ríe.
Y llora.
Y cáete.
Y levántate.
Porque TODO ESTÁ BIEN.
Porque TÚ YA ESTÁS Y ERES “BIEN”.

La Vida, la Realidad, es absolutamente NEUTRA.
No existe ni el bien ni el mal.
Ni el correcto ni el incorrecto.
Ni el acierto ni el error.
Ni el mejor ni el peor.
Sólo un MAR de Olas
que se creen separadas de sí mismas.
Que se han Olvidado
que ya SON el Mar
que anhelan alcanzar.

Libérate de la presión de tus cadenas.
Libérate del esfuerzo de liberarte de ellas.
Libérate de la Liberación…de tu propia prisión.

Porque desde Aquí y Ahora
te afirmo con total certeza
que pienses lo que pienses,
vivas como vivas
y sientas lo que sientas,
ya eres PERFECTA.

Aunque tu mente
no lo crea.

Poesía

QUE LLUEVA EL AMOR

Hacia arriba,
hacia abajo,
hacia la derecha,
hacia la izquierda
y, sobre todo,
que llueva hacia aDentro.

Sí. Que llueva mucho. Que lo necesitamos.
Que estamos hartos de no mirarnos a los ojos.
De pisarnos los unos a los otros.
De alzar muros.
De destender puentes.

Que llueva hasta empaparnos.
Hasta que la sequedad de nuestros corazones se arrugue de tanto abrazo.
Hasta que dejemos de abrirnos en canal las heridas que la falta de humanidad nos provocó.
Y nos sigue provocando.
Y sangrando.
Y llorando.

Que llueva. Pero que llueva de VERDAD.
Y con la Verdad.
Por delante.
Por detrás.
Y, sobre todo,
por la sangre que se quedó helada de tanta frialdad.

Que llegue a cada rincón de cada esquina de cada agujero negro donde el tiempo se quedó sin recuerdo.
Y sin sentimiento.
Y sin la pasión de los segundos que nos quedan para volvernos a VER.
Para volvernos a SENTIR.
Para volvernos a LATIR.
Y para volvernos a UNIR.

Sólo pido una gota de AMOR.
De AMOR INCONDICIONAL.
De AMOR verdadero.
Para cada Ser Humano que habita la Tierra por la que nuestros pies pisotean y pisan.
Para que cale hondo.
Muy hondo.
Y podamos,
así,
reconocernos como Hermanos.
En lugar de como opuestos.
En lugar de como rivales.
En lugar de como enemigos.
En lugar de como contrarios.
Y vivamos en Paz
desde la Paz.
Los unos con los otros.
Los otros con los unos.
Y cada uno
consigo mismo.

¡Sí!
¡Que llueva el AMOR!
Y, ¡que VIVA!
Hasta el infinito.
Hasta la eternidad.
Hasta el más acá
Hasta el más allá.

Que VIVA… hasta MORIR.
Que para convertirnos en cenizas
ya tendremos tiempo.

Que llueva. Que llueva. Que llueva.
Y, sobre todo,
que no nos pille
en la “cueva”.

Poesía

ME ARDEN LAS LETRAS

Las Letras arden.
Me queman por dentro.
No puedo resistirme.
No puedo contenerlas.
No puedo enfriarlas.
No puedo calmarlas.
Me empujan desde las tripas para que las vomite sobre mis dedos.
Son más fuertes. Más poderosas. Más enérgicas.
Sólo me queda rendirme.
Rendirme a su fiereza.

Desaparezco del teclado. Y ‘algo’ me mueve hacia las teclas.
Es como si me hubiera depilado la lengua.
Y escupiera. Y escupiera. Y escupiera.
La mordaza que mantiene a mi libertad
tan exhausta como prisionera.

No más control. No más censura. No más represión.
Aunque hayan susceptibilidades que se hieran.
Aunque a algún que otro corazón se le hinchen las venas.
Y se le atraganten las penas.

Las Letras me arden.
Y no, no puedo. Y tampoco quiero.

He descubierto unas Alas nuevas
que se las sopla el viento
y que vuelan por los aires
cada uno de mis remordimientos.
Arrancan, de un plumazo,
de mis sesos
los conceptos del bien y del mal.
De lo correcto y de lo incorrecto.
De lo moral y lo amoral.
Y me permiten flotar
sobre un espacio vacío
de reglas
de normas
y de castidad intelectual.

Me arden las letras.
Y si no las hago bailar
sobre una pista de papel
me incineran la Vida
el Alma
y la Piel.

Y aunque mi mirada
está ya muy quemada,
aún me quedan restos de Inocencia
que deseo conservar
antes de que me hallen
LITERALMENTE
muerta.

Poesía

AMOR, AMOR, AMOR

El AMOR no te juzga. 
No te señala con el dedo. 
No te acusa. 
No te pone condiciones para que lo Seas.

El AMOR te ama tal cual eres. 
Tal cual piensas. 
Tal cual sientes.
Ya seas feliz o infeliz. Carente o abundante. Víctima o verdugo. Exitosa o fracasada. Segura o insegura. Honesta o mentirosa. Triste o alegre. Valiente o cobarde. Gozosa o sufridora.

No tienes que hacer ni dejar de hacer nada para ser merecedora del Amor.
Las prisiones del infierno y del cielo únicamente habitan en tu mente. 
La Vida jamás es mediocre. 
Tú jamás podrás ser mediocre, por mucho que te empeñes.
La Vida ES… infinita y eterna expresión.

¿Quién te ha hecho creer lo contrario?
¿Quién te hace creer que tienes que ser mejor?

¡Amor, amor, amor!
AMOR que ama sin condición. 
Tanto al asesino como al asesinado. 
Tanto al juez como al acusado. 
Tanto al redentor como al traidor.

Porque el Amor no es justo ni injusto. 
No es equilibrado ni desequilibrado. 
No es bueno ni malo.
No es arriba ni abajo.
No es blanco ni negro.
No es tuyo ni mío.
No tienes alas ni posee cuernos.

El AMOR es simplemente Amor.

Amor que no me dices cómo tengo que sentir,
cómo tengo que pensar,
cómo tengo que vivir
ni cómo ni con quién tengo que follar.

Amor que me abrazas.
Amor que no me necesitas perdonar ni que te pida perdón.

Amor, amor, amor.
¡Cuán confundidos los humanos están!
Ámalos en su confusión.
En su olvido.
Y en su perdición.
Ámalos como sólo tú sabes hacer.
Ámalos sin condición.

Y quizás llegue el día
en que Recuerden
quienes son ellos
y quién eres tú.
Y se den cuenta
de que SOIS la misma piel,
el mismo suspiro 
el mismo latido
y el mismo Edén.
Y puedan soltar esa mochila
tan llena de etiquetas
que se han clavado en lo más profundo de sus entrañas,
en lo más puro de su Corazón,
y en lo más humano de su Ser.

¡Ay Amor!
Amor, amor, amor.
Habla tú
que ya callo ‘yo’.

Poesía

DESHECHA EN LETRAS

Hecha de carne. 
Deshecha en letras.
Sangrando con los dedos
los sentires que me arden dentro.
Tan frágil como el cristal
tan dura como el diamante
tan oscura como la noche 
tan imprevisible
tan rebelde
tan salvaje
tan flagrante
y tan miedosa.
Letras que me salvan
de la locura
de vivir al sin compás
del baile de los demás.
Letras que me escriben a mí
en lugar de yo a ellas.
Letras que me dejan
sin las palabras que me sobran,
sin las voces que me silencian
y con las caricias que nunca llegan.
Letras
tan hermosas
tan pudorosas
tan dolorosas
y tan directas.
Que me quitan el sentido,
el sentido del tiempo.
Hecha de carne.
Deshecha en letras.
Componiendo mi Alma
a golpe de poemas.

Poesía

SILENCIO

¿Sabes a qué suena el silencio?
A Belleza.
Sí, de ésa en la que cualquier palabra la ‘tumba’.

En estos días de aislamiento he podido apreciar su fuerza.
No estamos acostumbrados a estar callados. La gente no sabe tener la boca cerrada. Creen que si lo hacen, se atragantarán con sus propias palabras…

Me encanta estar en silencio. Ya lo hacía, pero ahora muchísimo más. Y mi mente no lo está. Tengo conversaciones conmigo misma super interesantes. A veces, muy inquietantes. Otras, un tanto morbosas y malvadas. Ya no me las escondo. 
¿Para qué sí van a estar ahí de distinta Forma..? 
Juego con ellas. A que son verdaderas. Y sueño con recibir un Óscar a la mejor película de ficción… Y otro, al de mejor actor. Y también, guión.

Ayer salí a pasear por mi barrio y me iba contando ‘cosas’. Me lo pasé genial. No paraba de sonreír. Me entraban hasta carcajadas. Y al verme así, me reía todavía más.
Qué loca, ¿verdad’?
Bendita locura….

Ahora lo que me resulta loco es quedar con alguien (que aún no lo he hecho y, sinceramente, no tengo ningunas ganas) y pasar el tiempo, lo que viene siendo la vida…, vomitando problemas que en ese Instante no están sucediendo.
¿No os parece una locura eso? ¿No os molesta tanto desafino? A mí sí. Mucho. Me resulta un pecado de lo más colosal.
En lugar de compartir ese Silencio que ya lo dice todo per se. Y disfrutarlo. Y disfrutar de la compañía de otro cuerpo. De otra Alma. Sin que ningún pasado o futuro la mancille.

Amo el Silencio aunque rebose o de ruido o de versos.
Ya no temo la oscuridad. Me he hecho su Íntima. Tanto, que no sé dónde empiezo yo y donde acaba ella.
Quizás, no haya Separación…

El Silencio suena a Verdad. Y, en ocasiones, esa Verdad aterra. Por eso echamos tanta espuma por la boca. Para no escuchar la nuestra.
Pero cuando te atreves a adentrarte ahí, en esa cueva, en ese cuarto oscuro donde te han repetido y repiten hasta la saciedad de los latidos de tu corazón que hay un Monstruo que te comerá.., cuando abres su puerta y traspasas esa mentira, encuentras el sonido más Bello con el que te puedas deleitar.
Es el sonido de la Vida. El sonido de la Unidad. De Todo lo que Es. Del Amor. A lo Grande. Sin excepción. Sin condición.

Y sí, también hay dolor. Que va de la mano del placer.

Pero es un dolor Auténtico. Intenso. Vivo. No está cogido con pinzas ni caminado de puntillas. No está hecho de retoques ni deshecho en polvos de colores. De esos que te dibujan una máscara en el rostro para que nadie vea en pelotas tus porMenores…

Es PURA Verdad.

Por eso, aunque me joda, me encanta. Porque es la Viva imagen de la honestidad. Porque te jode sin disfraces. Sin arreglos. Sin opacidad. 
Y cuando no te está jodiendo, se dedica a hacerte el Amor. Un Amor igual de honesto. Igual de transparente. Igual de puro. Igual de directo. Igual de Verdad.

Silencio. El único lugar en el que tu ausencia da paso al Brillo de tu Presencia. 
También llamado:
HOGAR, DULCE HOGAR.