LA PAZ QUE BUSCAS ESTÁ EN TU MIRADA

Cuando sentimos una emoción incómoda, nuestra mente busca a la desesperada una causa que justifique su presencia en un intento de Controlar.
Es un mecanismo automático que no podemos evitar porque “va por libre”.

Lo que sí podemos es SER CONSCIENTES de él para así no reaccionar echando la culpa de cómo nos sentimos a cualquiera que venga de Fuera: ya sea una persona, una experiencia, tu pareja, tus padres, un amigo, los políticos, las religiones, la sociedad, los medios de comunicación, el pasado, una crisis, un virus o el sistema.

RECUERDA:

Lo importante no es lo que sucede Fuera, sino CÓMO lo vives Dentro.

¿Dónde tienes puesto tu enfoque, tu Atención?
¿Qué te estás creyendo, a qué te estás aferrando para arrebatarte a ti misma tu Paz?

Observa tus pensamientos.
Observa cómo funciona tu mente.
Observa cómo estás huyendo de lo que estás sintiendo. Observa cómo necesitas vomitarlo fuera porque no eres capaz de ESTAR PRESENTE contigo. Con todos y cada uno de tus sentires.
Observa cómo te autoengañas para no Responsabilizarte de ti. De tus inseguridades. De tus miedos. De tus vulnerabilidades.
Observa cómo buscas distracciones para huir de donde AHORA Eres y Estás.
Observa cómo caes en tu propia trampa.
Observa cómo estás luchando contra la Vida. Contra ti.
Observa tu arrogancia. Tu ignorancia.
Observa cómo te rechazas.
Observa que TODO lo que experimentas Dentro depende exclusivamente de TI, pues sucede exclusivamente en TI.

Si te centras (descentras…) en el QUÉ, estás perdido.

Ve más allá de los escenarios, de los disfraces, de las máscaras y de las mascarillas.
No te quedes con la “anécdota”.
No te quedes mirando el dedo que señala a la Luna.
No te quedes con “el color de la piel”.

Mírate a Ti, no a “lo” demás.

Serás Libre cuando no dependas de lo externo para sentirte libre.
Cuando te des cuenta de que es TU mente la que te encarcela, no la de “tu vecino”.
De que son TUS nubes las que te nublan la vista. Las que no te permiten VER y sentir tu Cielo.

Obsérvate. Tan solo, obsérvate.

A ver cuántas mentiras, que te estás contando y que te estás creyendo, descubres.

La Belleza, la Paz, la Abundancia, la Plenitud, el Poder, la Libertad, la Unidad, el Hogar, Dios, la Fuente, el Amor… no está en LO que miras.
Está en LA MIRADA.

Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .