AGRADECER QUE ESTÁS VIVO

En ocasiones, la Vida nos regala experiencias que son una putada. Para qué decirlo más finamente. Hay personas que han tenido una infancia de mierda. Que han pasado por situaciones de mierda. Que han estado muy jodidas. Y, muchas, siguen estándolo.

Cierto. La Vida no siempre es lo maravillosa que nos gustaría. No siempre nos llueve felicidad, alegría y paz. Y no tenemos por qué fingir otra cosa. No tenemos por qué bañar de rosa lo que es de color negro. No tenemos por qué ponernos máscaras de sonrisas cuando nuestro rostro está plagado de lágrimas.

Eso no es honesto. Eso no es real.

Y sé que en esos momentos nada ni nadie te puede ayudar. Si hay algo que sobra cuando estás en plena oscuridad son los consejos y las palabras de ánimo.

A veces, lo mejor que podemos hacer es impregnarnos de esa experiencia que nos rompe el Alma hasta que no pueda rompernos nada más. Hasta que no haya más infierno que recorrer. Hasta que no haya más fondo que tocar.

Estamos tan enfocados en que la Vida sólo vale la pena cuando nos sentimos eufóricos que nos olvidamos del Milagro de la Vida: estar Vivos. Y estar Vivos no siempre implica alegría y felicidad.

Y con esto no estoy diciendo que agradezcas tu sufrimiento y tus experiencias-putada. Yo no lo hago. Cuando estás sufriendo, cuando el vacío y la soledad se cuelan en cada poro de tu piel, no te alegras. No lo agradeces. Al menos, en ese momento. Lo que quieres es que se vayan de ti lo antes posible. Que dejen de arrancarte el Corazón y la piel a tiras.

Sólo digo que para sufrir, para que la Vida te duela, tienes que estar Vivo. Que, seguramente, a muchos Muertos les encantaría sentir ese dolor en el pecho aunque fuera tan sólo un instante.

Porque estando vivos podemos sufrir, sí, pero también AMAR. Y gozar. Y disfrutar. Y reír.

En este Instante me siento en Paz. Y puedo sentir un Agradecimiento infinito y eterno por el hecho de estar viva y poder sentir lo que siento. Y poder tener la oportunidad de disfrutar de tantas cosas (cosas y no-cosas) increíbles que YA están Aquí y Ahora y a las que les damos tan poca importancia.

Estamos tan preocupados por el mañana, por el futuro, por el “qué pasará”, que nos olvidamos del AHORA. De lo que SÍ podemos hacer. De lo que SÍ podemos sentir. De lo que SÍ podemos Amar en este Instante.

Y esos SÍes son muchísimos. Desde mi ventana puedo ver un pedacito de cielo donde la Luna me visita de vez en cuando. Y puedo ver a las gaviotas cómo planean por el patio. Y también puedo escuchar a los pájaros cantar. Y a los coches pasar. Y a los vecinos cantar.

PUEDO hacerlo. Hay personas que ya no pueden y les encantaría estar en nuestro lugar. Por muy jodido que éste fuera.

Porque todo pasa. Porque todo vuelve. Y lo hace muy rápido.

Y cuando menos lo esperemos, quizás mañana, ya no podremos hacer lo que ahora hacemos. Y será entonces cuando valoremos lo que AHORA tenemos, pero que ya no tendremos.

AGRADEZCO estar Viva porque sólo estando Viva puedo sentir lo que siento. Y vivir lo que vivo.

Un comentario sobre “AGRADECER QUE ESTÁS VIVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .