EL HOGAR ES LA VIDA MISMA

Muchos nos adentramos en una búsqueda de un lugar con aroma a Hogar cuando estamos sufriendo. Un lugar que creemos está en otro lugar que no es Aquí y Ahora. En otra Vida que no es la que estoy viviendo. En otro estado espiritual (como si hubieran varios…) que no es en el que estoy.

Creemos que debemos llegar a algún sitio. Alcanzar una dimensión superior. Una vibración diferente. Sentir una serie de emociones que son las “correctas”. Tener una serie de pensamientos elevados. Una Paz permanente.

Y mientras buscamos lo que creemos que es el Hogar, no podemos encontrarlo porque ese Hogar es la propia Vida que estamos rechazando. Porque esa Vida es lo que somos y estamos SIENDO continuamente. No podemos dejar de ser Vida. No podemos dejar de ser lo que somos.

No nos damos cuenta de que TODO lo que experimentamos, TODO lo que sucede, TODO lo que sentimos es Sagrado. Es Divino. Es Hogar. Pues TODO ES VIDA expresada de diferentes formas.

Lo que hemos hecho es catalogar las formas en buenas y malas, en terrenales y espirituales, en correctas e incorrectas, en duales y no-duales. Separándolas entre ellas, entre nosotros, y creando de esta manera la sensación de que no estamos donde tenemos que estar. De que no somos lo que tenemos que Ser. De que no pensamos lo que tenemos que pensar. De que no sentimos lo que tenemos que sentir.

El Ser Humano se ha inventado que tiene que Regresar a un Hogar en el que YA ES y ESTÁ. Y que eso requiere de tiempo, de vidas, de evolución, de futuro, de sanación. Y jamás llega porque no es Consciente de que ese regreso tan sólo es una Ilusión.

Nos hemos creído que la Vida era imperfecta si sucedía de una manera determinada. Manera que alguien etiquetó de errónea. Alguien que tampoco era Consciente de que la Vida YA era Perfecta, se expresara como se expresara.

Y nos hemos dejado engañar por nuestras creencias, entrando en un laberinto del que queremos salir creando nuevos laberintos dentro de ese mismo laberinto.

Queremos educar a un tal Ego también ilusorio sin darnos cuenta de que es el Ego el que nos está diciendo que lo eduquemos. El que nos está dando leña para que lo encendamos más. Para que lo tratemos más. Para que lo arreglemos más. Para que lo trascendamos. Para que lo iluminemos. Para que lo elevemos. Para que le prestemos todo nuestro tiempo y atención.

Así es como nos automanipulamos.

No existe esa cosa que hemos llamado Ego. Es una creación mental que no es real. Y nos pasamos media vida estudiando, conociendo, algo que no existe porque los Maestros-Gurús así lo han dicho/dicen. Y ni siquiera nos paramos a ponerlo en duda porque nos creemos todo lo que nos dicen aquellos a los que veneramos.

Hace un tiempo creía que yo estaba despierta y la mayoría de las personas dormida porque no llevaban la vida que yo me había CREÍDO que tenían que llevar para considerarse despiertos. Evidentemente, más adelante me di cuenta de que esa Idea no tenía ningún sentido. Me di cuenta de que me la había colado yo misma.

Es increíble la facilidad con la que nos autoengañamos. Y la facilidad con la que ese autoengaño se contagia de unos a otros. Y cómo creamos una realidad pararela y un mundillo… en base a esas trampas en las que caemos. Mundillo que, por otra parte, es Perfecto pues también es una forma de Vida.

Nos creemos que cuanto más conozcamos, más sabremos. Y es al contrario. Cuanto más vacía esté nuestra mente de teorías, de enseñanzas, de dogmas, menos nos manipularemos a nosotros mismos. En menos autoengaños caeremos. Autoengaños que también son Perfectos…

Mira a tu alrededor. Mírate en el espejo. Observa. ¿Dónde está la imperfección de la Vida? ¿De ti? ¿Quién te esta diciendo que no tendrías que ser, sentir de la manera en la que lo haces?

Sólo tienes que PARAR y Observar lo absurdo que resulta creer que la Vida no es como tendría que ser. Que tú no estás siendo como tendrías que ser.

El Hogar es la Vida misma

Eres tú, soy yo, quienes lo abandonamos... al creer que ese Hogar es otra cosa y está en otro lugar.

¿No te parece Perfecto el simple hecho de poder estar Vivo y respirar todo lo que respiras?

¿No te parece increíble, maravilloso, sagrado y divino poder Sentir la intensidad de la Vida a través de múltiples experiencias? ¿Experiencias que nos agradan más o menos, pero que están llenas de Vida pues SON esa misma Vida?

¿No te parece extraordinario y de una Belleza abrumadora que en este preciso momento tu Corazón esté latiendo?

¿Acaso hay algo que pueda hacerte sentirte más como en casa que estar Vivo?

No es que no estemos en el Hogar, es que no somos Conscientes de que YA lo estamos.

Y no tenemos que llegar a ser más conscientes ni más despiertos ni más o menos de nada. Seamos como seamos siempre SOMOS y estamos en casa pues nosotros SOMOS ese Hogar que buscamos. Esa vida que anhelamos.

Da igual que lo sepamos o no. Seguiremos SIENDO HOGAR, pues la Inconsciencia también es una forma de Vida. Por ello, la Inconsciencia, digan lo que digan, también es Perfección.

No tienes que ser Consciente de lo que Eres

para Ser lo que Eres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .