DONDE EL TIEMPO SE PIERDE

¿Te ha pasado alguna vez que tienes que hacer un esfuerzo para recordar lo que no está Presente en este momento? A mí sí. Es como si nada de lo que no estuvieras viendo, sintiendo, respirando Aquí y Ahora, existiera. Como si tu familia, tus amigos, tu trabajo, el resto del Mundo… no fueran reales. Como si el Tiempo se hubiera perdido en algún lugar de nombre desconocido. Y con el Tiempo, sus historias. Que eran las mías.

Tienes una sensación extraña. Como si acabaras de nacer. Como si te hubiesen leído un guión de una película, presentado a sus personajes y tuvieras que interpretar tu papel. Iba caminando a las 20h hacia casa de mis padres y me resultaba todo tan raro…

Hacía una semana que no les veía y era como si hubiesen pasado miles de años. Estaba como desubicada. Ellos seguían igual, pero yo no. Como si un traje se me hubiera caído. Como si una eternidad se hubiera llevado una parte de mí a “no sé dónde”.

No es la primera vez que me pasa. Cada cierto tiempo, la piel me cambia. Y aparece otra más sensitiva. Más sensible. Más menos de todo. Con más necesidad de naturaleza. De pureza. De Esencia.

Hay como un tiempo de acople a esta nueva energía. Intentas hacer, por inercia, lo que hacías antes, pero te das cuenta de que ya no te sirve. De que ya no lo sientes. De que te incomoda. De que te molesta. Y tienes que soltar y soltar y soltar.

Y en el proceso surgen emociones que no tienes ni idea de dónde vienen (ni ganas ni interés ni importancia en saberlo) y que tienes que dejar salir. Puedes sentir tristeza, soledad, vacío, vulnerabilidad. Tus sentidos se afinan más. Y tus ganas de estar sola, también.

Es como si un pedacito de tu identidad o “de lo que sea” se hubiese muerto y estuvieras haciendo un duelo de “ti misma”.

No pasa nada. Todo está bien. No hay nada que arreglar. Que mejorar. Sólo te estás acercando un poquito más a lo que Eres. Sólo te estás despidiendo de un latido que ya no resuena contigo.

Es momento de ESTAR con uno mismo. De abrazarse. De mimarse. De respetarse. De Amarse. Y, sobre todo, de SENTIRSE tal y como te estás sintiendo.

No hay prisa donde el Tiempo no existe. Sólo hay VIDA viviéndose en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .