Reflexiones

ESTAR CON UNO MISMO

ESTAR CON UNO MISMO no entiende de espacios externos, sino de internos. Por ello, siempre estamos con nosotros mismos. A todas horas. Independientemente de dónde estemos y de con quién estemos.

Porque para estar contigo mismo, para escucharte, para conocer cómo funciona la mente, para saber quién eres… sólo te NECESITAS a ti. Y a nadie más que a ti.

Tu PRESENCIA es tu Maestra. Es donde habitan tus respuestas. Donde reside tu Paz. Tu Hogar.

CREEMOS que necesitamos la Presencia de otros para VER. Para SABER. Pero no es cierto. Porque la sabiduría implica experiencia, no teoría. Y todo lo que no surja en y de ti, es teoría. Es alimento para la mente, simple-mente.

Los “retiros” en los que aprendí más, en los que puede COMPRENDER quién era de Verdad, fueron aquellos en los que me encontraba sola, en mi propia casa y sin nadie que me sostuviera más mi propia Presencia.

¿Por qué?
– Porque no había nadie que me dijera lo que tenía y no tenía que hacer, más que YO.
– Porque no había nadie cuyo supuesto poder ensombreciera el mío.
– Porque no había nadie que me estuviera dando las respuestas que sólo yo y en mí puedo encontrar.
– Porque eran mis brazos, y no los de otros, los que me abrazaban.
– Porque era mi piel, y no la de otros, la que mis lágrimas acariciaba.
– Porque sólo estaba yo. Y al estar sólo yo, no puedo huir de mí. No puedo acudir a nadie más a que me “salve” de lo que sólo yo me puedo “salvar”. Ante lo que sólo yo me puedo Rendir.

No estoy diciendo que no se tenga que pedir ayuda.
Estoy diciendo que hasta que no te quedas contigo, no puedes DESCUBRIR toda la sabiduría, el poder y el Amor que YA ES en ti.
Estoy diciendo que hasta que no te adentras tú solito, sin el apoyo de nadie más, en TI, y te sientes sin barreras, sin muros, sin separaciones ni fronteras, CREERÁS que tienes que pasar diferentes niveles, estados, dimensiones, escalones, vidas… para Regresar a ti.
Y CREERÁS que los demás te tienen que enseñar a gatear, a caminar y a respirar.
Y CREERÁS que todo lo que has aprendido de la vida, de ti, ha sido gracias a ellos.
Y CREERÁS que sin ellos, sin esos gurús-maestros, tú solito no hubieras podido ni puedes.

Pero es sólo una CREENCIA. Una apariencia.
Una Creencia, una apariencia, que sólo destapas, que sólo descubres cuando te Retiras contigo mismo y te das cuenta de que, en Realidad, no necesitas a nadie que te indique cuál es tu Camino ni cómo Caminar.
Porque en ese momento lo estás haciendo tú solita sin ningún hombro en el que apoyarte.
Porque, en Realidad, siempre lo has hecho por ti misma, aunque creyeras o te hayan hecho creer que lo hacías mal.

Y no estoy diciendo que nunca te apoyes en nadie.
Digo que hasta que no te apoyas en Ti, en tu Presencia y en la de nadie más, no dejas de CREER que tú sola no puedes.

Porque para ser LIBRE, para poder ELEGIR si te ayudan o te ayudas, tienes que SABER que Tú Puedes. Y ese saber (no intelectual) sólo te lo da la experiencia de la Soledad.

La Soledad de los demás no te enseña nada. Es la tuya la única que puede iluminar tus mentiras.

No es lo mismo ESTAR CON UNO MISMO acompañado por uno mismo que estar con uno mismo acompañado por los demás.

Un comentario sobre “ESTAR CON UNO MISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .