Reflexiones

LA PAZ ES PRESENCIA

LA PAZ no se puede sentir, no se puede Ser, si estás rechazando el Instante Presente.
El Instante Presente es todo aquello que sientes.
Es todo aquello que piensas.

En Realidad, lo de Fuera simplemente es un escenario.
Es la carátula del disco interno que tú INTERPRETAS.
Lienzos que la Vida pinta y que nuestra mente juzga como correctos o incorrectos.
Como bien o mal.
Como bonitos o feos.
Con sus “deberías” y “no deberías” pensar o sentir esto o aquello.

La Paz no habita ahí.
La Paz no habita en las etiquetas.
La Paz no habita en lo que NO estás siendo.

La Paz es VIDA, no una “forma” de Vida en exclusiva y en particular.

Nuestros miedos son Vida.
Nuestras inseguridades son Vida.
Nuestras rabias son Vida.
Nuestras frustraciones son Vida.
Nuestras vulnerabilidades son Vida.
Nuestras tristezas son Vida.
Nuestros vacíos son Vida.
Nuestras soledades son Vida.
Nuestras no-Paz son Vida.
Nuestras enfermedades son Vida.
Nuestros virus son Vida.
Nuestra Muerte es Vida.

Si rechazas la Vida, sea cual sea su manifestación, estás rechazando la Paz.

Si te SEPARAS de ti, sea cual sea tu manifestación, te estás separando de la Paz.

La Vida, lo que sucede en ella, SIEMPRE se da Aquí y Ahora.
Y si se da Aquí y Ahora, continuamente, espontáneamente, no puedes SABERLA ni ayer ni mañana.

La palabra ALCANZAR implica tiempo. Implica futuro.
Y la Paz no está Allí (lejos), sino Aquí (cerca).

VIVIR significa ser la Vida que estás siendo en cada momento.

Que tú la Interpretes como no perfecta no significa que no lo Sea. Ésa tan sólo es tu Idea de la Vida.
De cómo tiene que ser o no ser.
De cómo tiene que latir o no latir.

La VIDA no es una idea mental.
Es LO QUE ES.
Sin ningún ingrediente más.

RENDICIÓN es la Aceptación Absoluta y COMPLETA de TODO lo que estás experimentando.
De TODO lo que estás Siendo.
Tras todos nuestros juicios,
ahí es donde descansa el Amor y la Paz.

Nada ni nadie te puede enseñar a RENDIRTE, más que la propia Vida. Más que tu propia experiencia de vida. La de nadie más.

Porque para RENDIRTE (y así descubrir esa Paz), no puedes huir ni evitar aquello que estás sintiendo y pensando.
Es necesario abrazarlo. Es necesario SERLO con cada poro de tu piel.
Es necesario que seas UNO con ello.

Por eso, cualquier herramienta, cualquier técnica, cualquier método, cualquier enseñanza, cualquier meditación… que implique una evasión, una huida (que viene a ser lo mismo que un rechazo) de lo que estás pensando o sintiendo en ESTE INSTANTE (sea lo que sea) para lo único que te servirá es para darte cuenta de que no te sirve para nada (si es que te das cuenta de ello…).

TÚ, con tu permanecer contigo en cada momento, eres “la técnica”.
TÚ, con tu Presencia, eres “el método”.
TÚ, con tus alegrías y tus penas.
Con tus risas y tus lágrimas.
Con tus subidas y tus bajadas.
Con tus valentías y tus cobardías.
Con tus sabidurías y tus ignorancias.
Con tus silencios y tus ruidos.
Con tus carencias y tus abundancias.
Siempre EN TI.
Siempre CON-TIGO.

Porque no hay nada que sea en Ti
que no deba ser Amado.

Ya sea un virus, un miedo, un pensamiento, un sollozo o un placer.

NO HAY CAMINO HACIA EL AMOR.
LA VIDA ES EL CAMINO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .