Reflexiones

LOS PROBLEMAS NO EXISTEN

Los problemas no existen. Existen las experiencias. Experiencias que tachamos negativamente cuando no son como nos gustaría que fueran. Lo cual implica que vamos a iniciar una lucha, consciente o inconsciente, contra la Vida. Que viene a ser lo mismo que contra nosotros mismos. Por algo que, nosotros mismos, nos hemos inventado.

La Vida es perfecta tal y como es. Que nuestra mente no la perciba así no significa que no lo sea. Que no me guste un día de lluvia no significa que ese día no sea perfecto. Que no me gusten mis canas, mis arrugas, mis grasas… no significan que no sean perfectas. Que no me guste tu voz no significa que no sea perfecta.

La Perfección ya ES. En ti, en mí, en el mundo… Pero los seres humanos no la vemos. Y no la vemos porque tenemos la mirada velada por capas de ignorancia. Por capas de ideas, de creencias, de “así tienen que ser las cosas porque así me las han enseñado”. Y como no tenemos el hábito de cuestionar, ni a nosotros ni a los demás, damos por hecho que lo que está escrito en los libros, que lo que dicen los Maestros, que lo que dicen nuestros ídolos, es Verdad.

Convertimos nuestros juicios en certezas cuando la certeza está vacía de juicios

¿Qué es un problema? Una experiencia que estás etiquetando como incorrecta. Como mala. Como tara. Como problema. Si en lugar de etiquetarla, la experimentas, deja de ser un problema y pasa a ser una VIVENCIA. Es decir, algo que forma parte de la vida. Sin mejor ni peor. Sin bonito ni feo. Sin acierto ni error.

¿Incómodo? Puede ser ¿Y quién ha dicho que la incomodidad no sea también perfecta? Los mismos que etiquetan, que separan, que CREAN problemas.

La clave no está en lo que (nos) sucede sino en lo que pensamos de lo que sucede. Es nuestra INTERPRETACIÓN lo importante.

La Vida no es interpretable. Es la que Es. Absolutamente neutra. Transparente. Pura. Todo lo que le añadimos es ilusión, imaginación, invención. Nada de Realidad. Nada de Verdad.

Juzgamos nuestras experiencias (y las de los demás) según las ideas que tenemos de CÓMO deben ser para que sean correctas. Una corrección bañada de otras ideas que surgen del mimo lugar que las anteriores. Lugar cuyo conocimiento habita en el pasado. Y si habita en el pasado, HOY no sabe nada. Porque para SABER algo sobre lo que te está sucediendo, debes estar experimentándolo AHORA. Pues es donde te está ocurriendo. Es donde está(s) SIENDO. No ayer ni mañana.

La Verdad de AHORA reside Aquí y Ahora

Sólo existe una Verdad y esa Verdad siempre, siempre, siempre está PRESENTE. No puedes buscarla en otro espacio. No puedes alcanzarla en otro lugar. En otro estado que no sea en el que YA estás.

Tenemos una IDEA, una imagen de Felicidad que excluye lo que consideramos problemas. Por eso hay tanta gente que sigue buscándola. Porque mientras sigas creyendo que existen problemas, jamás serás feliz pues tu IDEAl de felicidad no abarca TODA la vida, todo lo que te sucede en ella (en ti) sino sólo “lo correcto”, “lo bonito”, “lo espiritual”, “lo bueno”.

Y en lugar de cuestionar si lo que considero problema en realidad es un problema, nos embarcamos en una lucha interna y externa para transformar lo malo en bueno. Lo que consideramos malo en lo que consideramos bueno. Sin darnos cuenta de que estamos jugando al pez que se muerde la cola pues tanto malo como bueno son caras de la MISMA moneda. Una moneda que no tiene caras. Que no es DUAL. Que es sólo UNA. Pero que la hemos SEPARADO en dos aparentemente opuestas.

Y no es la Vida quien lo ha hecho. Hemos sido nosotros. Nuestra mente. Creando juicios. Creando etiquetas. Creando muros. Creando fronteras. Creando Separación en todos y cada uno de nuestros ambientes. Tanto internos como externos. Tanto de dentro como de fuera. Que vienen a ser también lo MISMO, pues tampoco están separados por mucho que tú así te lo creas.

SER CONSCIENTE de que nuestras ideas, nuestras creencias, nuestras separaciones, nuestra moralidad… simplemente son meros pensamientos que nada tienen que ver con lo que está sucediendo, con lo que estoy experimentando, con la Vida, conmigo, con el de enfrente… es la vía para que esos problemas que nos causan tantos problemas… se disuelvan en la Realidad. En la Verdad.

No hay nada que saber más que saber que no sabemos nada. Pues cada Instante es nuevo. Pues cada respiración es distinta a la anterior.

No demos por hecho lo que aún no es un hecho o caeremos en la trampa de creer que ya sabemos lo que aún no podemos saber. Y nos convertiremos en marionetas de nuestro propio desconocimiento sin darnos cuenta de que es nuestra ignorancia la que está moviendo los hilos de nuestra piel.

Ignorancia que, por otra parte, también es perfecta. Pues nada ni nadie existe en la Vida que no lo sea. Aunque nuestra mente no lo crea.

Los problemas no existen. Y, quizás, para algunas personas esto suponga un problema pues si el problema (personas incluidas) al que le estoy echando la culpa de MIS emociones, de MI sentir, no es real:

¿a quién Responsabilizo de mi infelicidad?

2 comentarios sobre “LOS PROBLEMAS NO EXISTEN

  1. Q paz me traen tus escritos…
    He leído varias veces el primer párrafo y no deja d maravillarme. He tenido q leer todo el escrito antes d comentar y me parece muy acertado pero el primer párrafo me lleva al silencio.Es todo un Sutra.
    Muchas gracias!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .